Imagem capa - Como elegir a tu fotógrafo por Sergi Escriva Fotografia
InspiraciónSeguimiento AnualExterioresEstudioBoda

Como elegir a tu fotógrafo

Muchas veces, cuando suena el teléfono del estudio, o viene alguien para pedirme un presupuesto, me preguntan cuanto cobro por mis servicios, o cuanto cuesta uno de nuestros álbumes. Si no conozco a la persona que está preguntando, me gusta saber si conoce mi trabajo, o ha visto alguno ya finalizado, Y es llamativo, cuantas de esas personas, apenas conocen mis fotos o mi nombre, simplemente han hecho una búsqueda en Google, o han entrado porque les ha parecido bonito mi estudio. Yo hago exactamente lo mismo cuando quiero contratar un servicio o un producto. Me gusta ir directamente a la fuente a preguntar. Pero en este mundo tan ajetreado, siempre queremos ahorrar tiempo, y por eso, quería pasarte un par de consejos, que creo que pueden super útiles a la hora de contratar o elegir a tu fotógrafo.


No todos los fotógrafos hacemos lo mismo.

Incluso si el fotógrafo que buscas es especialista en un tipo de trabajo, como puedes ser en fotografía de boda, fotos de recién nacido (fotografía "new born"), o retratos empresariales, su trabajo puede distar mucho del que realicen otros profesionales.

El porqué es muy sencillo: cada persona ve el mundo desde su punto de vista, y eso, se nota al fotografiar. Como ejemplo, recuerdo muy bien la primera boda que realicé después de que naciera mi hijo. Era una boda normal, pero cuando repasé las fotos que había realizado, percibí, que además de mis fotos habituales, tenía muchas fotos de los niños, sobre todo de los más bebes. Ahora lo veo muy claro, era la primera vez que me alejaba de mi bebé, y todos los demás me llamaban la atención, sus sonrisas, sus gestos, y quise capturar todos esos momentos.


Las motivaciones del fotógrafo.

Eso es un punto fundamental. Como el ejemplo anterior, lo que llame la atención al fotógrafo, es lo que fotografiará. Una persona muy bromista, se inclinará a fotografiar momentos divertidos y jocosos. Una persona a que le guste la formalidad y la seriedad, verá llamativos los momentos más protocolarios de un evento.

Eso no quiere decir que un fotógrafo serio no fotografíe las bromas, seguro que sí que lo hará; lo que pretendo decir es que se inclinará más hacia los momentos o los sucesos que cree que son interesantes de ser recordados, y nuestras creencias y decisiones (fotografiar es decidir en que momento y a qué haces la foto), las tomamos por nuestra forma de ser.


El entrenamiento del fotógrafo.

Yo mismo me propongo retos, y desafíos para ampliar mi punto de vista. Y a las bodas, a pesar de toda mi experiencia, me gusta enfrentarme como si fuera una hoja en blanco, para que lo que todo lo que suceda durante el evento me resulte llamativo.

Es bueno saber, si el fotógrafo que vas a contratar, tiene una filosofía parecida a esta, tendrá una visión más abierta de lo que suceda.




El lenguaje de la fotografía.

La fotografía es una de las artes más modernas que existen, apenas hemos empezado nuestro recorrido artístico, pero no por eso, tenemos diferentes vertientes y caminos.


Retrato versus foto periodismo:

Hay fotografía más posada, la que la mayoría de fotógrafos realizaban durante el siglo pasado, y prevalecían los retratos parados y formales. En contra tenemos el foto periodismo, que trata de no intervenir en la escena, y el fotógrafo intenta pasar lo más desapercibido posible. Son dos extremos opuestos, pero que incluso, en algunos fotógrafos entre los que me incluyo, tratamos de convivir con los dos estilos, pues ofrecen una visión más completa de los hechos.


Los tonos y los colores:

Hoy en día, el que los fotógrafos podamos revelar nuestras imágenes en el ordenador, con una facilidad nunca soñada hace tan solo 20 años nos da unas posibilidades casi infinitas.

Hace unos años se popularizaron muchísimo el "Estilo Vintage", con tonos más apagados, pasteles y poco contraste.

En los últimos tiempos parece haber una corriente más fuerte para volver a los tonos naturales de la fotografía. Algunos fotógrafos, como yo, nos gustan las fotos muy contrastadas, con colores muy fuertes y vivos.

¿Cuál es mejor?: Ninguna es mejor o peor que la otra, tan solo depende de tu gusto. Cuando me han hecho esta pregunta, mi respuesta es la siguiente. ¿Qué preferirás ver dentro de 5 años? ¿Y de 10? ¿Y de 20? Solo tu puedes responder a esa pregunta, y tu respuesta definirá cuál es para ti la más adecuada.




Una vez dicho todo esto me gustaría darte unas pautas para ayudarte en el momento de elegir a un fotógrafo:


Mira su portafolio.

Aunque yo peco de no renovar mi portafolio tan a menudo como debería,y como yo, muchos otros fotógrafos; si que es, al menos, una declaración de intenciones, sobre el tipo de fotografía que me gusta, el tipo de lenguaje... Un buen consejo es imaginarte a ti en las fotos que estas viendo. Si te gustan, si te gustaría ser la protagonista de esa imagen, entonces sí, ese puede ser tu fotógrafo.

Sin embargo, si lo que ves, no va contigo, o no es el enfoque que buscabas, busca a otro. No importa que una amiga te haya dicho que ese es el mejor, o que el precio es muy económico. Si no te comunica nada con sus imágenes, solo perderás tu tiempo, y no importa que el presupuesto se ajuste a tu bolsillo; es muy probable que el resultado final no sea totalmente satisfactorio para ti.

Puedo parecer muy radical en este momento, pero yo soy el primero que digo que no tengo porque gustar a todo el mundo.


Busca lo que dicen otros clientes.

Una buena forma de saber si el trabajo que entrega un fotógrafo es el mismo que muestra es leer los comentarios y recomendaciones de otros clientes que ya lo hayan contratado.

Deberías poder encontrarlos fácilmente en su página web, en google, o incluso en las redes sociales.

En este momento mucho cuidado con los "trolls". Siempre los hay, que yo sepa no tengo a nadie hablando mal de mí por ahí porque sí, (y si lo hay, dímelo corriendo, te lo agradecería un montón ;) ). Pero si que hay personas que por estar descontentas o insatisfechas se dedican a menospreciar a los demás. Por desgracia, hoy en día es muy común en todos los sectores. 


Conoce a tu fotógrafo personalmente.

La fotografía es un servicio que realizamos las personas para otras personas, y muchas veces pasamos mucho tiempo juntos entre fotógrafos y clientes. Por eso considero que es importante tener un buen "feeling" con el fotógrafo. Puede ser el fotógrafo más de moda del momento, ser super famoso, o estar muy bien considerado, pero si tu no tienes una buena sensación con esa persona, si no te sientes a gusto, seguro que no te sientes totalmente relajada a la hora de que te fotografíe. Y esas dudas, se pueden resolver en una pequeña entrevista rápida con la persona que te va a fotografiar.


No compares el valor de lo que el fotógrafo te va a cobrar.

Si, si... ya sé una de las cosas que estará pasando por tu mente. Pero déjame que me explique. Todas las personas tendemos a comparar los precios entre un servicio o producto y el que ofrece su competencia. Pero fotografía no es lo mismo que comprar un coche. La fotografía tiene una carga artística muy grande; y hacernos un reportaje de exteriores, una sesión de estudio, o incluso un reportaje fotográfico de boda, no es algo que hagamos todos los días. 

Sin embargo, un fotógrafo puede ofrecer unos servicios igual de buenos que su competencia con un valor muy diferente.  Todo depende de como realice ese trabajo.

Por ejemplo: - Imagina que un fotógrafo tiene estudio muy amplio en el centro de tu ciudad. Que trabaja siempre con asistentes de iluminación, con maquiladora y estilista. - Y por otro lado otro fotógrafo que no tiene estudio propio, trabaja desde casa, y las sesiones son de exteriores.

Está claro que los precios que tendrá uno y otro serán diferentes, pero, desde mi punto de vista, debes concentrarte en los otros detalles, porque estoy seguro, de que si realmente te gusta el trabajo de uno más que del otro, la diferencia de precio no será tan abrumadora que no puedas hacerle frente. Y de verdad, dentro de unos años, cuando veas esas fotos, no recordaras exactamente lo que has pagado, pero sí, si te han encantado las fotos y te encanta verlas una y otra vez.




Resumiendo muy brevemente, para elegir a tu fotógrafo ideal haz esto:

- Mira su portafolio o su blog.

- Busca los comentarios de otros clientes.

- Concreta una cita con quien te haya gustado para conocerlo antes de contratar.

Si estos tres puntos te gustan, solo entonces pregunta el precio. Si puedes pagarlo, contrátalo. 

Si se sale completamente de tu presupuesto y no encuentras a nadie más que te satisfaga en los tres puntos, espera un poco, para poder ahorrar o pregunta si ofrece financiación. Porque dentro de unos años, es probable que hubieras preferido ahorrar y contratar a tu fotógrafo ideal